domingo, 8 de junio de 2008

Bueno que opinan ustedes por eso dicen que estoy loco, de Hammerfall a Cocteau Twins jejeje, bueno lo que a mi me importa es la buena musica y no ando con pendejeras asi que por eso hoy les traigo esta banda de culto y coleccion, yo en medio de mi gran rio de ignorancia no la conocia a lo mejor usted si pero yo no y por eso esta hoy aqui, espero que sea de su disfrute, estas son las bandas para pasar un buen rato el heavy, power y el trhash son pa los amigos y las emociones fuertes, la vida misma como diria yo es la musica.



Algo de Historias

Cocteau Twins es una banda de rock, originaria de Grangemouth, Escocia, que estuvo en activo durante las dos últimas décadas del siglo XX (1982-1996). Derivada de la música punk y New Wave, se inscriben dentro de la llamada Dark Wave, más específicamente fueron los creadores y los líderes del género conocido como Dream Pop. Su sonido único (causado en parte por las innovadoras texturas del guitarrista Robin Guthrie y la voz y la técnica única sin apenas precedentes de Elizabeth Fraser) hizo que fueran una de las bandas más originales de su época.

Historia

Inicios (1982-83)
Robin Guthrie, DJ en el "Nash", un club nocturno de su ciudad natal, llevaba algún tiempo tocando con Will Heggie en distintos grupos. En el Nash conocieron a Elizabeth Fraser, que frecuentaba el local. Con Guthrie en la guitarra, Heggie en el bajo y Fraser como vocalista, formaron Cocteau Twins. Adoptaron el nombre de una canción de los también escoceses Simple Minds, que posteriormente se llamó "No Future".

En un comienzo ella se retiró, pero tras iniciar una relación con Guthrie, volvió 6 meses después, para quedarse.

En un concierto de The Birthday Party, una de las primeras bandas reclutadas por el naciente sello índependiente de música, 4AD, Guthrie fue aconsejado por Phil Calvert, baterista de The Birthday Party, para ponerse en contacto con el sello, del que le dio la dirección.

Siguiendo estos consejos, Guthrie envió algunas grabaciones. Del sello les respondieron, solicitando más. En 1982 llegaron a Londres, donde esa primavera grabaron algunas canciones para Ivo Watts-Russell y en junio primer LP, Garlands. Esta grabación tomó tan solo 7 días.

El disco resultante es de una atmósfera oscura, con un bajo muy marcado, rasgueado con uñeta; una guitarra con distorsión, en acordes y arpegios, unidos a secuencias electrónicas de percusión de un equipo Roland 808, tejen los riffs sobre los que Liz Fraser canta de manera asombrosa sus enigmáticos versos.

Los textos, incomprensibles e inspiradores, llenos de imágenes han sido materia de debate entre sus seguidores. Al cantarlos, Liz hace a veces inéditos giros, semejantes a los trillos (repetición rápida de una nota), que a veces aparecen en la música vocal barroca italiana.

En un concierto, nuevamente de The Birthday Party, Guthrie encontró a John Peel, quien producía sus célebres sesiones en la Radio 1 de la BBC. Entre otros, habían estado en ellas, UB40, Simple Minds y Bauhaus. Guthrie le dio una grabación a Peel. Como resultado de esto, la sesión del 21 de junio fue para Cocteau Twins. Algunas canciones de una sesión de enero de 1983 se agregaron a las edición digital británica y la canadiense de Garlands.

Más tarde, volverían a grabar con Peel, en 1983 y 1984.

El propio Guthrie, refiriéndose más tarde a este encuentro, contaba que habían hecho dos grabaciones y una se la habían dado a Watts-Russell y la otra a Peel, pues no tanían manera de hacer una y copiarla.

En las sesiones de enero del 1983 se incluyen las canciones Dear Heart y una versión de Hazel con intervención de Gordon Sharp de Cindytalk, únicos casos en que hay otra voz aparte de la de Liz.

Las primeras actuaciones en vivo de Cocteau Twins fueron teloneando a The Birthday Party y Modern English. En esta época se nota en escena, una clara influencia del Punk.

Garlands se convertiría en uno de los discos independientes más exitosos de 1982, llegando al quinto lugar en el ranking británico independiente.

El EP que siguió fue Lullabies, que continúa en la misma línea musical. Su carátula llegaría a convertirse en una especie de ícono del grupo. La imagen en sepia, de aire victoriano, es la de una mujer descalza, con un amplio vestido, sosteniéndose sobre una mano, con una pierna en alto y la otra perpendicular. La falda adquiere en esta acrobacia la forma de una cala, donde la pierna en alto viene a ser el pistilo y el resto del cuerpo el tallo de la flor. En la contratapa de hecho aparece una cala, trasmutación de la primera imagen.

Tras Lullabies, vino Peppermint Pig, donde trabajaron con Alan Rankin de The Associates, como productor. Este EP, si bien fue bien acogido por el público, disgustó mucho a la banda, que decidió no volver a trabajar con productores externos.
El dúo Cocteau Twins (1983)
A comienzos de 1983, Heggie se retira del grupo. Se mantienen en buenos términos, pero Heggie sigue con Lowlife y Cocteau Twins queda ahora sólo con Robin y Liz.

El LP Head Over Heels y el EP Sunburst And Snowblind, grabados en Edimburgo, dan un giro hacia lo que será su sonido. Se aleja del punk y acusa a veces influencias de géneros muy diversos. La percusión electrónica es menos marcada que antes y pulso pierde importancia, en beneficio de otros elementos musicales. El bajo, tocado ahora por Guthire, menos metálico, se fusiona mejor con la guitarra. Esta aparece ahora con más reverb y en varias capas. Hay canciones oscuras pero con una atmósfera algo más eterea, que será el sello de la banda. Liz ocasionalmente hace más de una voz, en textos que se han vuelto casi ininteligiles. Sólo hay títulos extraños, pues jamás publicaron sus letras en los discos.

La gira para este nuevo material les trae bastantes problemas técnicos, pues al estar sólo los dos para tocar en el escenario, necesitan para las cintas con percusión y bajo pregrabados, un adecuado sistema de monitoreo, con el que no cuentan. Esto los deja disconformes y los hace volver a Londres después de 8 conciertos, habiendo planificado inicialmente 15.

En esta época la pareja se establece en Londres e inicia nuevas giras, incluidas sus primeras actuaciones al otro lado del Atlántico. Pronto dejarán de ser un dúo, al encontrar al bajista inglés Simon Raymonde, que se unirá a ellos.
Trabajo en This Mortal Coil
El proyecto This Mortal Coil (TMC), concebido por Ivo Watts Russell estaba formado por artistas de 4AD y ocasionalmente invitados que no pertenecían al sello, que grababan principalmente covers. En el disco It'll End In Tears los Cocteaus participaron junto a Dead Can Dance, Modern English, y otros grupos. Se llegó a hacer muy popular la melancólica y misteriosa versión de Song To The Siren, de Liz y Robin. Esta canción, como Another Day, originalmente para ser cantadas por hombres que se refieren a una mujer, son magistralmente interpretadas por Liz, sin necesidad de adaptar el texto. En la primera, con los acordes oscuros y acuáticos de la guitarra de Robin, en la segunda, con un cuarteto de cuerdas.

Robin manifestaría a propósito que las cuerdas frotadas, habituales en TMC, no eran el sonido que buscaban. En la historia del grupo no las usarían más que en una ocasión, casi 12 años más tarde, en un EP bastante experimental.

De Song To The Siren se llega a hacer un video de fondo negro, con imágenes otoñales, donde aparecen primeros planos de una muy joven Liz Fraser, con -cosa poco frecuente en esa época- un pequeño piercing en la nariz, que después abandonaría definitivamente. Este es el primer video oficial del grupo. La canción, a pesar de su enorme éxito no los deja conformes, pues no corresponde a su trabajo como Cocteau Twins sino como This Mortal Coil.

En los EPs Sixteen Days / Gathering Dust aparecen recién canciones junto a Simon Raymonde. Los tres volverían a grabar Crushed, en el video Lonely Is An Eyesore. Liz y Robin ya no volverían a participar en el proyecto. Por su parte Simon grabó el bajo, piano y guitarra en varias canciones del LP Filigree And Shadow. Hasta aquí llega su participación en This Mortal Coil. Recién aquí comienza la historia propiamente tal del trío que en definitiva sería Cocteau Twins. A partir del disco "Treausure" (1984) fue el puntapié del sonido del género que luego se llamaría Dream Pop.

Discografía

Álbumes de Estudio

Apariciones especiales

Eps

·Lullabies (1982) ·Peppermint Pig (1983) ·Sunburst and Snowblind (1983) ·The Spangle Maker (1984) ·Aikea-Guinea (1985) ·Tiny Dynamine (1985) ·Echoes in a Shallow Bay (1985) ·Tiny Dynamine/Echoes in a Shallow Bay (1985) * ·Love's Easy Tears (1986) ·Twinlights (1995) ·Otherness (1995)
Integrantes

La Historia Es un Poema.(Excellente reseña)

Fue en 1982 cuando comenzó la historia de los gemelos. Robin Guthrie trabajaba como D.J. en un club punk de Grangemouth, una sencilla ciudad industrial de Escocia. Tocaba en varios grupos como invitado, pero deseaba formar su propia banda. Ya había convencido a su amigo de adolescencia Will Heggie para que lo acompañara en su proyecto. Faltaba una voz que entregara su alma a las composiciones que ellos comenzaban a crear.
 
Mientras, Elizabeth Fraser se había unido a una comunidad punk después de haber huido de su casa a los 16 años. En ese entonces, Liz lucía el peinado mohicano que identificaba a este movimiento. "Yo era la punk - rocker más dulce que alguien pudiera imaginar… me parecía a Wilma Picapiedra", recordaría ella en 1996. 

Liz estuvo yendo durante todo un año al club donde trabajaba Robin antes de hablar con él: "un día, estábamos todos tan borrachos que hablábamos unos con otros como si nos conociéramos… entonces le hablé a Robin por primera vez... él me dijo que quería formar una banda y buscaba una vocalista. Yo acepté porque no estaba haciendo nada". 

Así es como influenciados por bandas punk y new wave como Sex Pistols, The Buzzcocks, The Birthday Party y Simply Minds, los gemelos comenzaron a dar vida a su música de ensueños.

En 1982 es lanzado el primer disco de los gemelos (Garlands). Ese mismo año, Liz y Robin dieron comienzo a una tormentosa relación de pareja. En ese entonces, ella se sentía sola y confundida: "Yo me sentía perdida, no sabía quién era y él pensaba plenamente por los dos… Creo que nos enamoramos por motivos equivocados".

En la década de los ochenta y mientras la fama del grupo aumentaba, la negativa de ambos de hablar con la prensa acerca de su relación dio pie a que la banda fuera cubierta por un aura romántica que distaba bastante de lo que ocurría en realidad. 

La suave y desgarradora ternura que expresaba Liz al cantar, sumada a las guitarras que se volvían cada vez más etéreas y sugestivas, no hicieron más que acrecentar el mito de la historia de amor convertida en música.
En 1983 es lanzado el segundo disco (Head Over Heels) y el grupo comienza una gira europea como teloneros de Orchestral Manouvers in the Dark (OMD). La rutina significó un importante desgaste en las relaciones humanas al interior de la banda, lo que llevó a Will Heggie a abandonar el proyecto una vez finalizadas las presentaciones. 

Es entonces cuando llega Simon Raymonde a encargarse del bajo, marcando el comienzo de un camino que se iría alejando cada vez más de las influencias del post punk. Con ello, el sonido de la banda tomaría colores propios, más allá de las modas que en ese momento se imponían en el Reino Unido. 

Mientras la música de los gemelos se hacía cada vez más onírica, la relación entre Liz y Robin se sumergía cada vez más en el caos que precipitaría el fin. Simon, en tanto, se transformaba en un puente conciliador entre estas dos salvajes soledades. Y la música, en la única manera que encontraban para comunicarse entre ellos y con el mundo. Robin señalaría en 1994 "...Desde un comienzo, nuestra única forma de expresión (y me refiero en todos los ámbitos de la vida) fue la música… Creo que nunca intentamos cambiar el mundo, sino simplemente cambiarnos a nosotros mismos…"

Mucho se ha dicho acerca del significado de las letras de Cocteau Twins. El misterio y la ambigüedad de éstas siempre fueron motivo de especulaciones. Cuando en la década de los ‘80 Liz era consultada al respecto, repetía una y otra vez: "No lo sé". Esta actitud entre tímida, indiferente y hermética no hizo más que alimentar el mito.

Su obsesión con los fonemas, los balbuceos y los susurros hicieron que fuera comparada con los dadaístas, y su afición a inventar palabras sólo por la fascinación de crear sonidos la llevaron a ser comparada con el poeta romántico francés Stéphane Mallarmé. 

La combinación que Liz realizaba de palabras en distintos idiomas, creando luego neologismos que integraban los significados conocidos y dejaban espacio para que cada persona las interpretara desde su propio mundo interior, la llevaron a ser comparada con el escritor James Joyce

Sin embargo, al ser consultada Liz mantenía su postura "simplemente no sé por qué canto como canto. Nunca he leído ni a Mallarmé ni a Joyce".

Por otra parte, las declaraciones de Robin que invitaban a que las personas se dejaran llevar por el sonido de Cocteau Twins y olvidaran buscar un significado único a las letras de las canciones, llevaron a la prensa especializada a señalar que esta banda representaba para la música lo que los impresionistas para la pintura. Todo por darle preponderancia a la esencia de los sentimientos y de las sensaciones en lugar de simplemente hablar acerca de ellos.

Lo cierto es que durante toda su trayectoria en Cocteau Twins, Liz llevó diarios donde escribía palabras en varios idiomas, las que llamaban su atención por el sonido más que por el significado. En estos diarios iba escribiendo también las frases que inconscientemente venían a su cabeza, las que después desintegraba al cantar para dar vida a los fonemas que han llenado de magia su canto. 

Al detenerse en las escasas frases coherentes distinguibles en la primera etapa de Cocteau Twins, es posible encontrar una incesante necesidad de llevar consuelo a almas sin nombre que se encuentran sumergidas en un profundo estado de desolación. Este consuelo se volvería una desagarradora plegaria en el tema Pink Orange Red (perteneciente al E.P. Tiny Dynamine, de 1984): "Cae/ Por favor levántate/ No te arruines a ti mismo/ En mi corazón/ Te levantas/ En mi corazón/ Yo canto esta canción/ Vuelve a levantarte/ Yo estoy en esta canción".

En 1984 es lanzado el disco Treasure. Con Liz inspirada en mujeres míticas como Lorelei, Perséfone, Pandora y Beatrix, y la música sonando como el flujo de los océanos, este trabajo representa un homenaje a lo que el inconsciente colectivo simboliza como el mundo femenino. Desde entonces, el fluir de lo femenino (que en los discos anteriores sólo se insinuaba) estaría presente transversalmente en las creaciones de la banda

Cuando en 1986 aparece el álbum Victorialand, la música de Cocteau Twins llega a ser denominada "La voz de Dios" en el Reino Unido. Este disco en particular representa el máximo nivel de experimentación alcanzados por el grupo, ya que prácticamente carece de líricas legibles. No deja de ser simbólico que éste sea uno de los discos más intensos y conmovedores de toda su trayectoria. Representa simplemente el alma de los tres gemelos en un grado supremo de comunión, entregados a una explosión de sonidos que no es sino la voz de sus propios mundos internos.

Sin embargo, la elevación espiritual que supone la música resultante de este disco parece ser más un intento de huir del infierno que cada uno estaba sufriendo en la tierra. Una manera de viajar hasta la tranquilidad más sublime, un camino que les permitiera sobrevivir a pesar del dolor marcado sobre sus alas. 

No es de extrañar entonces la ausencia de letras. Cuando el dolor es tan profundo, no hay palabras que permitan dimensionarlo. El flujo contenido en la música de los gemelos no ha sido sólo el resultado de la experimentación. Representa una manera de consolarse a sí mismos creando caminos hacia otros mundos.

En 1990 nace Lucy Belle, hija de Liz y Robin. Lo que ante los ojos de los demás no era más que la coronación de una historia de amor hecha música, no fue sino el único camino que vislumbró Liz para salvar su cada vez más invivible relación con Robin. "Fue mi último y desesperado intento por retenerlo a mi lado", confesaría en 1996.

No obstante las dificultades con Robin, el nacimiento de Lucy significó para Liz la oportunidad de sanar sus heridas relacionadas con la familia y la maternidad, llegando a ser entonces una importante fuente de desarrollo espiritual. "Tuve que mirar dentro de mi alma y enfrentarme a todos los dolores de los que había intentado huir. Fue un proceso doloroso que me permitió conocerme más. Por eso, sólo ahora puedo hablar acerca del significado de mis letras. Cuando no sabes nada de ti, ¿cómo puedes comprender tu mundo interno…?"

Inevitablemente, los conflictos personales existentes entre Robin y Liz repercutieron en el trabajo que realizaban junto a Simon como banda. Cuando Robin recuerda el turbulento período entre 1990 y 1993, insiste en que se admira de no haberse matado mutuamente, haber cometido suicidio colectivo o haber incendiado el lugar en que vivían. Resulta difícil imaginar que en tal clima de agresividad se gestara una música tan llena de armonía.

En esos años, los tres integrantes de Cocteau Twins debieron enfrentar sus propias tragedias personales. En 1993 Robin se internó en una clínica para rehabilitarse de su adicción a las drogas y al alcohol. Al mismo tiempo, Liz era internada en una clínica psiquiátrica para reponerse de un "colapso nervioso", relacionado tal vez con la bulimia que había estado sufriendo durante varios años. 

Cuando Robin se recuperó de su adicción a las drogas y Liz de sus problemas emocionales, decidieron terminar con su relación de pareja. Mientras, Simon intentaba mantener la calma para seguir adelante con los proyectos de la banda.

El dolor que para cada uno de los integrantes del grupo significó este período quedaría plasmado en el disco Four Calendar Café, lanzado precisamente en 1993. Este trabajo desborda delicadeza y ternura en cada uno de sus temas. Una vez más, la música se convierte para los tres gemelos en una puerta de entrada a otros mundos, donde todos los dolores sufridos en los distintos momentos de la existencia pueden ser consolados.
El proceso de creación del disco Four Calendar Café estuvo marcado por una profunda reflexión de cada uno de los integrantes del grupo respecto de quiénes habían sido y en quiénes se habían convertido. 

Para Liz, significó enfrentarse además al feroz sufrimiento vivido durante su niñez. Tal vez por eso la carátula muestra unos juguetes vistos a través de luces ultravioletas, como una manera de representar el comienzo de la reconciliación de Liz con una infancia marcada por el dolor llevado en silencio.

Liz sufrió abuso sexual desde los seis años de parte de su hermano, y probablemente, de parte de su padre: "Realmente no tengo la certeza. Las personas que hemos sido abusadas recordamos los ataques sin el rostro del agresor… siempre nos estamos protegiendo de ellos, incluso cuando recordamos…"

Una vez más aparece la idea del dolor que cuando es insoportable se vuelve confuso, sin forma, sin nombre. Muchas veces, los niños que sufren abuso sexual desarrollan dificultades para comunicarse con el mundo. Es tanto el dolor que fluye desde la realidad, que el mundo psíquico se refugia en fantasías donde ningún otro ser humano tiene cabida, porque recuerdan las heridas que se pretenden olvidar.

Al revisar las letras creadas por Liz para la música compuesta por Robin y Simon a lo largo de la historia de Cocteau Twins, siempre es posible hallar un mensaje aparentemente indescifrable que representa la entrada a mundos de fantasía, donde las mamás son mariposas, donde las lágrimas son de perlas y donde es posible fluir hasta ser tragados por el mar, para luego transformar la sangre y el dolor en la canción de una sirena.
En la música de Cocteau Twins todo el sufrimiento es transformado en luz, dando paso a lugares donde la belleza puede volverse insoportable de tan intensa y pura.

Cuando Liz reflexiona luego del lanzamiento de Four Calendar Café acerca de su particular manera de cantar, concluye que siempre se había estado diciendo lo mismo de distintas maneras, sólo que no quería que nadie más comprendiera su mensaje: "Cuando me preguntaban acerca del significado de mis letras y yo respondía "no lo sé", era porque realmente no lo sabía. Simplemente afloraban a mi mente de manera inconsciente. Sólo ahora me he dado cuenta que tenía temor de ser oída, terror de ser juzgada"

Todos esos juegos de palabras, las rimas y los fonemas no eran sino mensajes que Liz se enviaba a sí misma. Su canto ha contenido todo el dolor acumulado a lo largo de su vida. Se ha nutrido de sonidos que dan cuenta de su íntima necesidad de ser consolada. Al no recibir este consuelo en el mundo real, lo creaba con su voz para dedicárselo a sí misma en cada una de sus canciones.

El dolor y la tristeza siempre estuvieron en el canto de Liz, pero sólo en Four Calendar Café es que ella se siente capaz de utilizar un lenguaje más claro que en los discos anteriores, permitiendo que quienes la escuchemos lancemos una mirada a ese mundo interior que tanto ha protegido desde que comenzó a ser dañado.

En el tema Evangeline alude a lo que fue su difícil paso por la adolescencia: "El dolor de permitir que algún otro te defina / Conoce quién eres a cada edad/ ¿Qué impresión estoy dando? / Me veo a mí misma como otras personas me ven/ No hay vuelta atrás/ Ahora no puedo parar de sentir/ No soy la misma / Estoy creciendo otra vez/ No hay vuelta atrás/ No puedo parar de sentir/ Tuve que fantasear / Fui una princesa/ Mamá y papá fueron la reina y el rey/ ¿Tengo que sentir esto?/ Me veo a mí misma como otros me ven/ Tuve que fantasear para sobrevivir/ Fui una artista famosa/ Todo el mundo me tomó en serio/ Incluso aquellos que nunca me comprendieron / Tuve que fantasear para sobrevivir…"
Los abusos sexuales que sufrió en su infancia son aludidos en el tema Theft, and Wandering Around Lost: "Mi cuerpo es mío/ Mi cuerpo es solamente mío/ Y yo merezco protección y puedo crearla para ti/ ¿Esto es lo que mi cuerpo ha dicho?/ Úsame, dréname/ Cae a mi alrededor/ ¿Esto es lo que mi cuerpo ha dicho?/ Engúlleme/ Estoy casi muerto..."

En medio de dolores tan profundos e íntimos, es posible además encontrar en este disco la esperanza que para Liz ha significado la crianza de Lucy, como en Pur: "Estoy feliz de que seas una niña/ Me siento bendecida por conocerte/ Te quiero porque eres tú/ Estoy feliz de que estés creciendo .../ No tengo miedo de que envejezcas/ ¿Qué necesitas?/¿Qué deseas?/ Te amo y sé que puedes imaginártelo."

Si bien después de 1993 Simon, Robin y Liz dieron comienzo una nueva etapa en su relación como compañeros de banda, las dificultades nunca se alejaron demasiado.

Cuando se encontraban grabando Milk and Kisses, Robin ya había formado un nuevo hogar con Florence y Liz había recién terminado una relación sentimental que significó una importante experiencia en su vida. Sin embargo, las relaciones al interior de la banda iban de mal en peor. Simon grababa sus partes durante el día, Robin durante la noche y una vez que estaban los temas listos, Liz grababa las pistas con su voz. Prácticamente evitaban relacionarse unos con otros.

Simon se refiere al clima que históricamente ha existido dentro de la banda, el cual se vio agudizado mientras trabajaban en el que sería el último disco: "Existe tanta agresividad, rabia y rencor al interior de esta banda y aún la gente continúa diciendo que nuestra música transmite tranquilidad…"
El nombre de este disco está inspirado en las palabras que unos amigos de Liz le dedicaron en una oportunidad:"Una vez me encontraba muy mal anímicamente y unos amigos intentaban consolarme a través del teléfono. Uno de ellos me dijo: ‘Liz, arranca el veneno de tu alma y reemplázalo por leche y por besos’"

Una vez más, Liz convierte su voz en el consuelo que necesita para sentirse mejor, para atenuar ese dolor que parece no abandonarla jamás, a pesar de sus desesperados intentos por mirar hacia los cielos y lograr sonreír.
Para Liz, este disco tiene mucho de esa leche y esos besos que sus amigos le dedicaron. Apenas lanzado este disco en el Reino Unido, Liz debió enfrentar la muerte de su padre. Cuando un ser querido muere, surge la necesidad de recordar todo lo que esa persona nos dejó en su paso por nuestras vidas. Para Liz, la muerte de su padre significó mirar una vez más sobre los dolores acumulados desde su más temprana infancia.

Tanto dolor sobre el alma aparece en las letras de Milk and Kisses, donde es posible hallar la enorme necesidad de Liz de reencantarse con la belleza de aquellos detalles que llenan de ilusiones la vida de los seres humanos. De alguna manera, necesita recordar sus sueños y sus amores para sentirse ligada a esta existencia.

En Half Gift habla acerca de las dificultades de los seres humanos para entregarse por completo cuando se enamoran. Por eso se refiere a entregas a medias: "Es un antiguo juego, mi amor/ Me quieres cuando no puedes tenerme/ porque sabes que no estás arriesgando nada/ Existe intimidad cuando estamos al mismo tiempo en un mismo lugar/ Una relación que es honesta con lo que sentimos, y con quienes realmente somos/... Y yo aún soy adicta a esto/ porque me aleja de mi soledad/ Pero esta relación no puede sustentarse por sí misma…"

En el mismo tema, Liz intenta recordarse cuánto ama la vida en la Tierra, cuánto la emociona el proceso de crear música, cuánto ama a su familia, a sus amigos, y lo más importante, cuánto amor siente por ella misma: "Sólo tengo que saber cómo estar en el proceso de crear cosas de la mejor manera / Aún tengo un mundo propio para ser llenado/ Aún tengo una vida que es rica/ Incluso con los lamentos / Incluso con el dolor y la tristeza/ Todavía me preocupo por este planeta / Aún me siento conectada con la naturaleza y con los sueños que tengo para mí misma / Tengo a mis amigos, a mi familia / Me tengo a mí misma/ Aún me tengo."

En Milk and Kisses, Liz vuelve a entregarse el consuelo que le permite seguir adelante. Esta vez, se muestra los tesoros que esconde su alma y mira hacia los arcoiris que ha guardado dentro de sí a través de los años, dejando escapar destellos violetas que le permiten mirar hacia el sol sin enceguecerse.

Al contemplar las presentaciones de Cocteau Twins en vivo es posible percibir el dolor que siente Liz al entonar cada canción y la ternura con la que intenta atenuar el peso de sus heridas: Liz suele cantar con los ojos cerrados. Si los abre, su mirada parece no ver a nadie. Se pierde en un horizonte que sólo existe dentro de ella. Después de terminada cada canción, busca los ojos de Simon, como quien busca la aprobación de un padre. Simon cumple el rol que Liz le asigna, correspondiendo a sus miradas con sonrisas y gestos de asentimiento. Robin aparece generalmente más preocupado del sonido de su guitarra que de lo que esta ocurriendo a su alrededor.

En diversas entrevistas que los tres gemelos concedieron con motivo de su gira para promocionar Milk and Kisses en Estados Unidos y Canadá, se respira el clima que terminaría por separar definitivamente sus caminos en la música: "Yo amo a Simon como se ama a un padre", dice Liz. "Yo también te amo", responde Simon. Mientras, Robin se encarga de dejar en claro que nunca está de acuerdo con Liz y que sólo a veces lo está con Simon.

En 1998 Liz decidió abandonar a Cocteau Twins para comenzar una carrera como solista. Robin y Simon estuvieron de acuerdo y cada uno emprendió su camino. Sin embargo, la marca que Cocteau Twins dejó sobre ellos continúa presente en los trabajos que han realizado desde la separación.

Al contener una mirada sobre los sufrimientos más íntimos y menos compartidos, la música de Cocteau Twins permite que quienes logren adentrarse en el mundo por ellos creado encuentren un espejo para contemplar sus propios y únicos dolores. 

La esperanza que emerge desde sus melodías permite que quienes las escuchan se sientan consolados. La belleza es depositada directamente sobre el alma de lo que cada persona está siendo y está a su vez poblada por las voces y las imágenes que llenaron de sueños aquellos lejanos universos infantiles.

No resulta casual que el canto de Liz suene muchas veces como las canciones de cuna. Es como si ella al cantar se transformara en su propia madre, que como en los cuentos de hadas, la llena de amor susurrándole al oído frases dulces para que pueda dormir sin tener pesadillas.

Inspirada en la música creada por Robin y Simon, Liz se ha cantado a sí misma las canciones que su madre jamás le dedicó, se ha contado los cuentos de hada que su padre destruyó, transformando cada una de las lágrimas que en su infancia nadie secó en melodías llenas de paz y tranquilidad.

Liz sufre mientras canta, porque de algún modo, mediante la música logra llenar su alma de todo aquello que jamás podrá esperar de otro ser humano. En su decepción es donde radica su mayor tristeza. Y es su dolor el alma de Cocteau Twins.

La música de Cocteau Twins representa un camino que nos permite descubrir el principio de nuestras propias almas. Nos conecta con todas aquellas emociones que muchas veces ocultamos a los demás, por temor a ser heridos. Tal vez por eso resulte tan conmovedor escucharlos cuando nos sentimos solos, cuando no queremos compartir con nadie las cicatrices dejadas por otros sobre nuestros mundos íntimos.

El canto de Liz es una manera de volver transparente la inocencia perdida, arrebatada bruscamente desde sus entrañas cuando tenía seis años, destrozada por un mundo que cada vez deja menos espacio a la compasión y a los sueños.

Ante tanta desolación, Simon, Robin y Liz dieron vida a todo un cosmos de música creado por las formas que sólo tienen la inocencia y la ternura. Un lugar que se encuentra en algún rincón olvidado en cada una de las almas humanas, donde el dolor es llenado de luz para rescatar el brillo que lo convierte en algo que llega a convertirse en hermoso de tan humano.
Escrito por Elara Rhea

Biografía
Cocteau Twins partieron en las tinieblas del dark-rock , a principio de los 80 para llegar a un pop etereo, visionario y onirico. La musica de CT tiene muchas raices, desde el folk celtico a la psicodelia, del gótico a la tradición arabe , de la musica clasica a ambient music. No se trata de "canciones" tradicionales, si no que de una mezcla de melodias, acordes , disonancias , ecos, , sobre los cuales fluye libre la voz de Elizabeth Fraser. Una voz cristalina que entre susurros y gritos angustiosos logra crear un clima claustrofobico , una especie de trance hipnotico, en el cual puede existir la peor pesadilla y la visión mas celestial.
CT nacen en Grangemouth, Escocia, como un trio: Elizabeth Fraser (voz), Robin Guthrie ( guitarra y teclado), Will Heggie (bajo). El estreno llega el año 1982 con el single "Peppermint Pig", seguido con el album "Garlands", que recuerda el gotico de Joy Division y Siouxsie, grupo del cual la joven Fraser es gran fan. " Desde chica fui la punk mas dulce que se podía existir" cuenta " Siempre tuve los brazos llenos de tatuajes de Siouxie y de los Sex Pistols, pero siempre me avergonzo mostrarlos en publico. Probablemente la gente pensaba que siempre estaba de manga larga porque era adicta a la heroina". Los criticos la catalogan como la nueva Siouxsie, pero el grupo conquista al underground británico , gracias a su sonido hipnotico y sugestivo.
Heggie abandona la banda, mientras que entre Guthrie y Fraser se establece una relación sentimental ( tendran una hija, Lucy, en 1989 ) . Este duo crea Head over heels , que contiene "Sugar hiccup" destinada a ser una de sus piezas mas celébres.
La sonoridad es siempre extraña y brota de las progresiones de la guitarra y de la voz soprano de Fraser, que hace letras libres de reglas gramaticales. " Las historias de mis primeras canciones eran todas metaforicas - contará la vocalista - Eran fruto de mi lado inconciente, de mis miedos ". Su timidez hizo que fuera dificil verla en video, en las caratulas de los discos o en entrevistas. Esto ayudará para que CT se transforme en una banda de culto.
En ese periodo la formacion britanica no renuncia a experimentar y lo hace en sus Eps, como es el caso de la espiritual " Hitherto" o " Pepper -tree". Para darle fuerza al sonido , aparte de la voz de Fraser, estan los teclados lugubres de Guthrie.
El percusionista Simon Raymonde se une a la banda y sacan un disco en 1984 llamado "Treasure". Un trabajo elegante y complejo, en el cual Fraser da tributo a vocalistas de vanguardia como Laurie Anderson y Meredith Monk, ademas de ampliar sus influencias musicales. EL disco pasa por las danzas orientales de "Ivo", el barroco de "Lorelei", el jazz-rock de "Pandora" y la abulia psicodelica de " Otterley". Toda la placa esta empapado de mitos medievales, fabulas goticas y esoterismo.
En 1986 sale "Victorialand" , disco en el cual renuncian a casi cualquier seccion ritmica y se concentran en sonidos acusticos , privilegiano las guitarras y la voz. Así nace la compleja partitura de " Lazy calm", en la cual los murmullos de Fraser se insertan sobre los suaves arpegios de guitarra. El grupo,eso si , parece haber perdido la fuerza onirica de sus principios y se encamina mas hacia la musica ambiental.
Despues de una serie de Ep y del lanzamiento de Moon and melodies ( un trabajo junto a Harold Budd de 1986), CT vuelven con Blue bell knoll (1988).
En Heaven or Las Vegas de 1990 el ritmo encuentra espacio y Elizabeth canta en ingles, renunciando a sus cantos abstractos ;sale el hit "Cherry-coloured funk" y asi la agrupación se acerca a sonidos mas pop.
Four-calendar cafè (1993) sigue la linea desu antecesor, sale el single "Evangeline" y en Milk and Kisses de 1996 la banda se acerca al trip-hop como en Rilkean heart.
Fraser cae en una fuerte crisis, es presa de un agotamiento nervioso:" No entendia que andaba mal, tuve problemas con la bulimia. Bajo terapia, en eeuu ,confirme que mis problemas estaban conectados con la violencia en mi infancia". Elizabeth sufrio de abusos por parte de su padrastro y viene expulsada de su casa a los 16. Los mejores momentos de los 90 llegan de otras partes, como la participacion de Frase con Craig Armstrong en el single "This love". La separacion de CT llega en 1997; asi termina una de las bandas mas importantes de la historia del rock en Escocia.

Cocteau Twins es una de esas bandas que estando incluidas en el pop independiente, los que estamos dentro de la música oscura siempre la reivindicaremos también para nosotros, junto con sus compañeros del sello 4AD que no debemos olvidar: Dead Can Dance, This Mortal Coil, His Name is Alive, Clan of Xymox... que sin duda han influido directamente en la escena oscura. "Lullabies to Violaine" es una caja compuesta de 4 CDs en los que se recogen todos los EPs y los singles de su discografía, editado en conmemoración de los 25 años de vida de 4AD, y nos sirve para darnos una vuelta por la vida musical de Cocteau Twins que en sus 16 años de existencia nos ha dejado 8 álbumes, 13 EPs y 9 singles.

Estamos en 1982, en la pequeña ciudad de Grangemouth. Allí se han juntado el guitarrista Robin Guthrie y el bajista Will Heggie, y pronto se les unirá la excelsa vocalista Elisabeth Frazer, que configurarán la primera formación de Cocteau Twins. Debutan con su LP "Garlands", firmando por 4AD, sello de reciente creación.

El primer CD se inaugura con el EP "Lullabies". Es uno de sus trabajos más oscuros, con guitarras y bajo que los sitúan en la corriente cold wave, estilo que vivía en aquella época sus momentos dorados. En una misma línea, le sigue el single "Peppermint Pig". Durante el transcurso de este primer CD vamos viendo como la voz de Liz Frazer comienza a tener un peso específico, sobre todo en temas como 'Hazel', en donde aparecen los alardes vocales y que van a marcar la posterior trayectoria del grupo.

El siguiente EP es posterior a su segundo álbum "Head Over Heels", se trata de "Sunburst and Snowblind". En él podemos destacar 'Sugar Hiccup', preciosa canción caracterizada también por las guitarras rasgadas en onda cold wave y en ella vemos como la voz de Elisabeth va consolidándose. En los temas siguientes empieza a notarse el viraje que paulatinamente va a ir haciendo la música de Cocteau Twins. En este momento se produce la marcha de Will Heggie de la formación y la incorporación al grupo un nuevo bajista, Simon Raymonde, que va a continuar durante el resto de la singladura de Cocteau Twins. El giro musical de la banda se consolida con el 12” "The Spangle Maker". La canción que le da título es un prodigio musical, quizá sea mi favorita de toda su trayectoria, conserva todavía algo de las guitarras oscuras, pero en esta ocasión se ponen al servicio de la voz de Liz Frazer, que adquiere el total protagonismo y por primera vez aparecen sus prodigiosos registros vocales en su máxima dimensión. Del '85 es "Aikea Guinea", ya posterior al LP "Treasure"; con este EP se cierra el primer CD de la caja.

El segundo CD es la época dorada de la banda, que ya ha virado casi totalmente a un sonido más pop, donde la prodigiosa voz de Liz Frazer va envuelta en las guitarras que ahora se han vuelto difusas y envolventes. Están incluidos los EPs "Tiny Dynamine" y "Echoes in a Shallow Bay", que preceden al LP "Victorialand" del '86, y también el EP "Love´s Easy Tears", antecesor de, quizá, el mejor álbum de la banda "Blue Bell Knoll", ya en el '88. El segundo capítulo de esta edición culmina con el single "Iceblink Luck", extraído del "Heaven or Las Vegas" de 1990.

El tercer y cuarto CD están dedicados a la etapa de Cocteau Twins fuera de 4AD, habiendo fichado por Fontana. Es una etapa más acaramelada, con un sonido más dulzón y totalmente popero, en el que no quedan residuos de la primera época. También se amortigua la voz de Frazer, volviéndose más dulce y sin tantos alardes. No obstante están repletos de preciosas canciones como 'Evangeline', 'Mud and Dark', 'Ice-Pulse' o 'Rilkean Heart'. También tienen un espacio para la experimentación en el EP "Otherness", con varias remezclas, que es quizá el más flojo de toda la caja.

En estos dos CDs se recogen todos los singles y EPs entre el '93 y el '96, alrededor de sus LPs "Four Calendar Cafe" y "Milk and Kisses". Son "Evangeline", "Snow", "Bluebeard", "Twinlights", "Otherness", "Tishbite" y "Violaine". Con éstos se cierra la trayectoria vital de Cocteau Twins.

Esta entrega con todos los trabajos de corta duración de Cocteau Twins me parece sinceramente imprescindible, pues creo que su discografía, sobre todo en sus años de 4AD, no debe faltar en las vitrinas de cualquier amante de la música oscura. Además el costo de esta caja es más que asequible (ya sea en Europa, Estados Unidos o América latina) para la cantidad de joyas que lleva dentro.


Pedro Ortega

Entrevista a Robin Guthrie (o6 de junio de 2007)

El día de hoy, en la sección Luces de El Comercio, Raúl Cachay entrevista a Robín Guthrie, fundador de Cocteau Twins, antes de su presentación en el Teatro Julieta, a las 8 p.m.:

Hiciste la música para el filme "Mysterious Skin", de Gregg Araki, el director de "Doom Generation" ¿Cómo nació esta colaboración?

Desde los tiempos de Cocteau Twins he escuchado una y otra vez que mi música era perfecta para una película, pero parece que en Hollywood nadie tiene mi teléfono. Lo cierto es que Gregg es un fanático confeso de Cocteau Twins. Un día me llamó y me lo pidió. Acepté casi de inmediato. Ahora mismo estoy trabajando en la banda sonora de otra película, la española "3:19", dirigida por el mexicano Dany Saadia. Estoy feliz, porque es probable que viaje a México, un país que no conozco, para trabajar en la posproducción de la película.

Hace dos años se anunció que Cocteau Twins se reuniría en el festival de Coachella, pero todo se canceló a última hora. ¿Qué pasó?

Todo lo que sé es lo siguiente: los organizadores nos preguntaron de manera individual si nos interesaba juntar a la banda y luego coordinaron una reunión en Londres. No habíamos estado en la misma habitación por más de 10 años. Acordamos hacerlo porque podría ser divertido y nos iban a pagar mucho dinero. Dos semanas después recibí una llamada de nuestro agente en Estados Unidos y me contó que el concierto se había cancelado. Tienes que entender que Liz (Fraser) es la madre de una de mis hijas y nuestra relación en la actualidad no es muy buena. Nunca hablamos de música. De hecho, vivimos en países distintos. Ahora ya no estoy interesado en que los Cocteau Twins se vuelvan a juntar.

¿Algo nuevo con Violet Indiana?

Hablo mucho con Siobhan por teléfono y siempre nos preguntamos cuándo volveremos a trabajar juntos. Puedo anunciar que pronto habrá novedades.

Las Criticas del publico.


Cada canción de Cocteau twins te traslada a un mundo donde las voces femeninas te hacen soñar, temblar, te acompañan, te desasosiegan. Te hacen pensar, sentir... eso es música, la que despierta algo interior ....

Garlands tiene 25 años y es mejor que el 90% de la música que se hace hoy en dia. Algunos hablan de música depresiva, ... que escuchen garlands y aprendan lo que es música.

El grupo evoluciona hacia músicas más melodiosas pero no fáciles de escuchar ... seguro que más de un single lo habeis escuchado en algún anuncio.

A destacar su colaboración en esa mezcolanza llamada "this Mortal Coil" de 4AD

Lo peor:

Que sean tan copiados por grupos "CocoRosie" y la crítica les ponga por las nubes solo porque Almodovar va a a sus conciertos ... no coments.

Killhannah


liz,es la unica interprete,que con su voz puede comprimir el dolor,esparcir las lagrimas ...irradiar ternura,magnifica banda donde las emociones fluyen casi con complicidad con los sentimientos mas profundos ,casi divinos,hace que te transportes....y divages,por caminos encontrados,sumergidos en dolor y una incondiconal belleza jamas escuchada...¡¡¡¡atrevete a escucharlos

Lo mejor:


Casi todo me gusta,el treasure y victoria land,son necesarios para empezar a soñar.

Etherea

Todo se puede esperar de una pareja tan inverosímil como Violet Indiana. La formación une a Robin Guthrie, el cerebro de Cocteau Twins, el guitarrista pasional de ambientaciones desgarradas y distorsión paisajista, y a Siobhan de Mare, la vocalista de sensualidad exultante que formó la cabeza visible de de Mono. Opiniones contradictorias, sarcásticas declaraciones y el sentido del humor escocés que tan pocas veces resulta evidente, conformaron una entrevista que desembocó en ácida crítica a tres estamentos intocables de la escena independiente: 4AD, la prensa especializada, y Morrissey. Tomen nota.

¿Cómo surgió la idea de colaborar juntos en Violet Indiana?

Siobhan: No fue una decisión, no dijimos: “juntémonos y hagamos música”. Mi banda se disolvió, y lo mismo ocurrió con la de Robin, y un amigo en común nos dijo “probablemente congeniéis”. Así que fui a ver a Robin a un concierto, para ver si hacía un estilo de música que pudiera ser compatible con el mío. Me gustó, y así empezó todo. Nos metimos en el estudio, él se puso a grabar, yo a cantar, y así surgió el primer álbum. Ocurrió de manera muy natural.

Robin: Lo más importante fue que ninguno de los dos conocíamos realmente lo que hacía el otro, así que la colaboración nos trajo mucha energía renovada. Yo no quería volver otra vez a lo de siempre con una vocalista que se acercara musicalmente a los Cocteau Twins. De hecho, ni siquiera tenía en mente formar una nueva banda. En cierto sentido sí que fue antinatural, porque inicialmente no teníamos nada que ver como músicos.

¿Cómo fue la experiencia de pertenecer a un sello como 4AD con Cocteau Twins?

Robin: En realidad no fue nada del otro mundo. No entablamos amistad con los Pixies, si es a lo que te refieres. Por otro lado, no nos gustó nada la actitud que tenía el sello con los grupos. Llegaron a decir que 4AD era mucho más importante que los grupos que formaban parte del sello. A la mierda. Es sólo una discográfica, deberían tener más respeto por las bandas. Bella Union es un ejemplo de un comportamiento completamente distinto.

Entre el debut de Violet Indiana, y este nuevo álbum, “Russian Doll” (2004), compusiste un trabajo en solitario, “Imperial” (2003) ¿Por qué un disco instrumental? ¿Cómo surgió la idea?

Robin: ¿Me lo preguntas? ¡No tengo ni idea!

Siobhan: Creo que fue porque me quedé embarazada. Creo que estaba disgustado conmigo, porque un día llegué y le dije: “lo siento, voy a tener un niño, tendremos que aparcar Violet Indiana durante nueve meses”. Entonces pasado un tiempo me llamó y me dijo rencorosamente: “he hecho un trabajo, va a tener mucho éxito, ¡no te necesito a ti ni a ninguna mujer para hacer música!”.

¿Por qué rompísteis Cocteau Twins?

Robin: Porque sólo quedaba mierda. Se había convertido en un gran negocio, mucho más complicado que al principio, y dejó de ser divertido. Cada vez estaba involucrada más gente en el grupo, y cada vez había más interés por el dinero que por la música en sí. Pero no he perdido el contacto con ellos de ningún modo. Acabo de crear un nuevo sello en Bella Union con Simon, y Elisabeth es la madre de mis hijos, así que es complicado que me aparte de ellos ahora mismo.

¿De qué habla Russian Doll?

Siobhan El disco recibe el título porque intenta representar las distintas capas que tiene la personalidad de las mujeres, como esas muñecas rusas que se guardan una dentro de la otra. Aunque también puede entenderse como las capas de la condicón humana en general.

Robin Yo pensaba que trataba de las prostitutas rusas.

Siobhan Bueno, en realidad esa es la segunda lectura, porque Robin está realmente obsesionado con esos temas. Una obsesión insana.

No sé por qué tengo la impresión de que no te agrada demasiado la prensa especializada en música, Robin.

Robin: El problema es que el periodismo musical se ha vuelto demasiado negativo durante los últimos años. Lo que pienso es que si no te gusta lo que oyes, es mejor que no escribas sobre ello. Creo que analizar negativamente todo lo que no te gusta de un grupo es una actitud irresponsable, porque puedes echar por tierra un trabajo que ha llevado mucho esfuerzo. Por otro lado, ¿qué gana el lector leyendo comentarios despectivos?

Puede que sea precisamente eso lo que más vende. Muchos lectores, paradójicamente, suelen preferir la crítica destructiva.

Siobhan: Es cierto. Cuando un famoso sale en las revistas con un aspecto terrible, todo el mundo quiere ver la foto: “mira cómo le queda ese bikini... está mucho más gorda...” Así que no te pongas el bikini, Robin. Supongo que es parte de la condición humana, la gente suele disfrutar viendo el fracaso ajeno, o simplemente poniendo verde a los demás.

Entonces, hablemos de Morrissey.

Robin Creo que necesita un poco de humildad.

Siobhan: Robin tuvo una pequeña disputa con él hace unos años, y desde entonces no lo soporta.

Robin Es arrogante, y es inglés. Dos razones más que suficientes para no querer ningún trato con él.

Robin, en poco más de quince minutos has destrozado a 4AD, a la crítica musical y a Morrissey. Creo que con esto ya tenemos más que suficiente.

Robin: Vaya, una entrevista corta. Sólo me he fumado dos cigarrillos.

Nicolás Dorado y Martí Perarnau, Septiembre de 2004

Robin Guthrie en Niceto

El guitarrista escocés, otrora parte de Cocteau Twins, presentó en Buenos Aires su espectáculo “Lumière”, un show audiovisual con el énfasis puesto en su música para volar.

¿Cómo hablar de un recital en el que no hubo canciones sino pasajes sonoros? ¿Con qué espíritu crítico se aborda un show audiovisual en el que las imágenes no cumplían un rol narrativo sino que se adaptaban al clima de entresueños elaborado por uno de los guitarristas más creativos que dio Escocia? Estas y más interrogantes surgen después de presenciar “Lumière”, el espectáculo con el que Robin Guthrie pisó la Argentina por primera vez para tocar en Buenos Aires y Mar del Plata. 

Desde comienzos de los ’80 hasta fines de los ’90, Guthrie comandó Cocteau Twins junto a la vocalista Liz Fraser, con la que dieron inicio a un estilo hasta por entonces inédito que los medios dieron en llamar “dream pop”. El nombre no podía sentarle mejor a las canciones del trío (que completaron primero Will Heggie y después Simon Raymonde, ambos en bajo): las melodías vocales guturales y operísticas de Fraser se fundían a la pefección con las texturas elaboradas por Guthrie, entramando capas de sonidos acuáticos con su guitarra, dando por resultado un clima de ensueño.

El ambiente general de “Lumière”, entonces, resulta claro deudor de Cocteau Twins. Provisto de un arsenal pedales, pedaleras, samplers, racks de efectos y una laptop, Robin se ubicó a un costado del escenario, mientras en una pantalla se iban sucediendo las imágenes que funcionaban como complemento visual. Con una sutileza notable, Guthrie iba creando paredes de sonido en constante evolución, partiendo de no más de dos acordes por pieza a los que constantemente acoplaba arpegios y mínimas variaciones hasta crear una reverberante marea sonora. Las visuales de “Lumière” no tienen un rol narrativo sino que, al igual que la música, acompañan creando climas: vúmetros, esqueletos, botoneras y algunas imágenes digitales se adosaron al contexto sonoro, con un éxito irregular.

En su propio blog, Guthrie escribió una vez que él demanda pocas cosas para poder realizar su show, y uno esos pedidos es que el público esté sentado y no parado porque considera que es difícil prestar atención a una película de ese modo. Tal vez esa haya sido la falla más notable de su presentación en Niceto: gran parte de la audiencia oscilaba su mirada entre las imágenes de fondo y al estoico Robin, cuya única comunicación con el público consistió en alzar su copa de vino mientras comandaba su laptop. Con más intenciones que resultados concretos, “Lumière” fue bien recibido por curiosos y, por sobre todo, fans de Cocteau Twins
que encontraron en este show una suerte de deuda saldada.
Joaquin Vismara
Descarga y Compra el original y comenta en los blogs amigos y en el mio!!!
EXCELLENTE BLOG
Descarga Full Cocteau Twins
Web Oficial
Foro Oficial
4-ad

1 comentario:

Luzdeluna dijo...

Vaya Jofrexx,cuando posteas te lo tomas en serio no? te posteas todo!!!!!jajaja uffff voy a leer todo para conocer esta banda!
Un abrazo